Vida interior y literatura

iceberg_kozepes

 

 

 

 

 

Resulta difícil, para quien no la tiene, comprender de qué hablo cuando hablo de vida interior. Quedan normalmente con una expresión vacía que delata tanto su incomprensión como la falta de aquello sobre lo que les pregunto. El hombre, hasta el cortísimo límite en que yo lo entiendo, no es nada sin la posesión de un mundo apenas visible para los demás. Sólo cuando nos manifestamos se abre una grieta en la superficie que exhibe de nosotros sólo una identidad muy aparente, movediza y acomodaticia, y entonces se atisba algo, o nada. Uno no nace con vida interior. Hay que fraguarla. Hay un primer y sencillo paso para ello: el silencio; hay un segundo y más difícil paso: mirar hacia adentro. Podemos ver algo, o nada. Es entonces cuando hay que actuar y comenzar a llenarnos de vidas, experiencias, dilemas, historias, aventuras, esperanzas, muertes, amigos remotos y pretéritos. Es decir, de todo lo que nos da la Literatura. Todo un caudal que va decantándose en nuestro interior y conformando una parte de nosotros tan vasta y honda como queramos. Pero no se trata de una simple ingestión, sino de–discúlpeseme la analogía–una digestión que nos permita asimilar y hacer que formen parte de nosotros, para siempre, la amistad de don Quijote y Sancho, la sorpresa de Vallejo cuando descubrió a su padre de perfil, la desesperación de la deseheredada de Galdós, la soledad de los personajes de Murakami, la inquietante incomprensión de los mundos de Kafka, el horror al que se enfrenta de continuo Charlie Parker, el hijo de John Connolly… Es entonces cuando podemos empezar a paliar nuestra soledad esencial, y no de modo artificioso y frágil, como nos incitan a hacer las nuevas tecnologías y los epilépticos medios de comunicación, sino con fundamentos más o menos permanentes. No es éste el único beneficio de la vida interior. También nos vuelve más invulnerables ante los embates del exterior, ante las decepciones y arideces cotidianas. Por supuesto, no es un imperativo moral, ni de ninguna otra clase, hacerse una vida interior, pero ayuda, vaya que si ayuda, y la literatura es un camino idóneo.

Anuncios

5 responses to “Vida interior y literatura

  • ezequiel de la cruz

    Excelente. Me encantó!! Y tienes razón si que es difícil.

  • Aída Magallanes

    Podría decirse que la vida interior se logra a partir de la vida exterior y es por ello que, aún cuando se tiene vida, no necesariamente se alcanza el templo al cual nos referimos. Como un niño que desarrolla sus defensas y anticuerpos, quién no está expuesto desde temprana edad a la textura de la hoja, la silueta del lomo del libro, los olores que saltan desde los estantes de la biblioteca de la casa, cualquier ‘ser’ que se convertirá en ‘pensante’, necesita la exposición que de manera inconsciente se arraigará en su sistema inmunológico para encontrar, en este caso, la cura a los embates que proporcionan los medios digitales con su flujo descontrolado e invasivo de información no solicitada. La buena noticia es que, tarde o temprano, siempre hay un punto de partida para adentrarnos en ese mundo de infinitas sensaciones y vivencias remotas que nos proporciona la literatura… Una vida paralela, un templo interior del tamaño que estemos dispuestos a construir para nuestro refugio.

  • Aída Magallanes

    Muy buen tema y cómo lo presentas Gonzalo! Me gustó 🙂 Congrats!

  • gonzalomartindemarcos

    Gracias, Ezequiel.Sí, es difícil,pero nos estamos acostumbrando a que todo salga sin esfuerzo.

  • gonzalomartindemarcos

    Hola Aída. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de haber conocido a alguien con una genuina pasión por la literatura. Últimamente no me es muy fácil… Y has dado en la clave con una palabra que yo no había usado: “refugio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: